Como Reconocer a un Cáncer

Como Reconocer a un Cáncer - HoroscopoCáncer.org

Cíclicos... pero Constantes

Los cangrejos son amantes de la noche, porque en ella está la luna y, como buenos melancólicos y soñadores, se sienten muy identificados con ella. Esto se debe a que sus ciclos anímicos son tan variables como la luna, pero como su nombre lo indica, son sólo ciclos, en los cuales merma, se estabiliza y aumenta su energía vital y su melancolía. Esta información debería sernos útil para cuando lo vemos en la peor de sus etapas, ya que sabremos que no tardará en volver a estar bien, para luego volver a caer, obviamente. El cangrejo, a pesar de sus cambiantes estados de ánimo, es siempre la misma persona, así es que sabemos que pronto lo volveremos a tener, tal como siempre ha sido.

Reconocerlos en un Grupo

El desafío del reconocimiento radica en que debemos ser capaces de identificarlos en un grupo. Pueden suceder dos cosas, la primera de ella es que nuestro objetivo puede estar en su cúspide, con lo cual será el alma de la fiesta, así como lo es Leo, por lo cual será difícil diferenciarlo de un leonino si está en esta etapa tan alegre. Sin embargo, si ya ha comenzado a bajar o si ya ha tocado fondo, podremos verlo en un rincón festejando, con ojos chispeantes, las bromas de otra persona que haya encontrado la vacante libre, ya que los Cáncer celebran las ocurrencias graciosas como nadie.

Fama vs Reconocimiento

Si bien es cierto que Cáncer no es muy adepto a perseguir la fama, ya que no sabría qué hacer con ella y tampoco le llama la atención, esto no quiere decir que no se sienta en las nubes cuando obtiene reconocimiento por las cosas que hace con esmero y amor. Por lo tanto, no hay que confundir su bajo perfil con una modestia que, en ocasiones usa como estrategia para brillar haciendo creer que no sabe que es admirado, puesto que son personas que les encanta que se les halague por sus logros.

Cuidado con sus Silencios

Los cangrejos son especialmente sensibles, por lo que hay que tener mucho tacto al decirle las cosas que pensamos o que creemos que deberían mejorar. Hay que seleccionar muy bien las palabras a utilizar, puesto que su vulnerabilidad los lleva a llorar con gran facilidad y, aunque parezca que están fingiendo por lo superfluo de la situación, sus lágrimas son la manifestación de un corazón que tiende a agrietarse con mucha facilidad. El problema es que cuando se sienten heridos, se retraen y se encierran en un peligroso silencio, ya que por dentro comienza un torrente de reproches que, si no lo detenemos a tiempo, puede convertirse en un arma letal en nuestra contra.

Tus Comentarios