Compatibilidad de Cáncer y Leo

Compatibilidad de Cáncer y Leo - HoroscopoCáncer.org

Una Sutil Excepción

A pesar de ser pegados en el orden zodiacal, Cáncer y Leo tienen su buena cuota de compatibilidad, empezando por sus astros regentes, ya que el sol, símbolo de la masculinidad radiante, es el que rige a Leo, mientras que la luna, símbolo de la pacífica y mística femineidad, es la que rige a Cáncer, todo un clásico en la historia de las complementaciones del zodiaco. Ambos signos tienen características que se encastran como un perfecto juego de Tetris el uno al otro, así es que la vida en común puede llegar a ser como un silencioso río armonioso en el que todo fluya.

Lo que Cada Uno Tiene para Dar al Otro

Leo, el radiante del zodiaco, tiene la capacidad de sacar de su letargo a Cáncer, un signo pacífico y con poca energía, al que le vendrá como anillo al dedo la capacidad de Leo para irradiar calidez y seguridad. Por su parte, Cáncer será el cable a tierra que Leo necesita para que su ego no se eleve a niveles insospechados, algo que fácilmente puede suceder si no tiene a nadie a su lado que baje tanta autosuficiencia y autoestima.

Cáncer es un signo muy familiero, que le dará a Leo un rumbo fijo en la vida y le hará entender que el arte de vivir es más que ser el centro de las fiestas y el hecho de acapararse todas las miradas, sino que también implica el dedicarse a los otros, abrazar una causa humanitaria y formar una familia en la cual volcar todo su instinto paternal o maternal que, a pesar de que no lo sienta, sí existe y puede llegar a ser el centro de su vida, tanto como él o ella es ahora el centro de las reuniones.

Puntos para Tener Cuidado

Como en todas relaciones, existen puntos de desencuentro que podrían agotar a la pareja. Por ello, es que damos las siguientes recomendaciones: la luna es un cuerpo celeste muy cambiante, no en sí misma pero sí en la forma en cómo la vemos y en cómo afecta a diferentes facetas de los elementos del planeta tierra. Eso mismo es lo que le ocurre a Cáncer, quien resulta un signo que tiende a tener cambios de humor muy drásticos y prácticamente de la nada. Estas reacciones tenderán a erosionar el carácter optimista de los alegres leones.

Leo, por su parte, deberá esforzarse en tratar de ser menos superficial, ya que su excesiva vida social puede llegar a hacerlo ver como inmaduro ante los ojos de Cáncer, quien tiene un muy bajo perfil y cuya felicidad radica en compartir momentos de intimidad en pareja y en familia. Por lo tanto, Leo deberá comprender que su compañero de Cáncer disfruta de los momentos alejados del mundanal ruido y deberá procurar no presionarlo ni instarlo en demasía para que lo siga en todas sus fiestas. A su vez, también deberá quedarse más en casa y renunciar a tantas reuniones que, si se pone a pensarlo en detalle, no le aportan ni la mitad de lo que su profunda pareja de Cáncer le brinda a su vida.

Tus Comentarios